Via Lactea: nuestro hogar.
Inicio
Descripcion
Estructura
Tipos de Estrellas
Rotacion
Interior de la Galaxia

Estructura

Se ha descubierto que la Vía Láctea es una gran galaxia espiral, con varios brazos espirales que se enroscan alrededor de un núcleo central de un grosor de unos 10.000 años luz. El Sistema Solar está en uno de los brazos de la espiral, a unos 30.000 años luz del centro y unos 20.000 del extremo.

Brazo de Perseo: en el año 1951, William Morgan, un astrónomo norteamericano, notó gracias al brillo de las estrellas en las constelaciones de Perseo, Casiopea y Cefeo, que todas ellas debían estar a una distancia similar. Trazó un gráfico en el que demostró que se hallan en una banda ubicada entre 5.000 a 8.000 AL de distancia. Con esto, había descubierto el Brazo de Perseo, el más externo e importante de la Vía Láctea. Gracias a su posición tan cercana al borde de la galaxia, es vital para entender cómo funciona esa región. El Brazo de Perseo es uno de los principales brazos de la galaxia, pero en vez de enroscarse por toda su extensión, está compuesto por una serie de fragmentos desunidos de estrellas y nebulosas jóvenes. También contiene numerosos restos de supernovas, lo cual le confiere una característica de cementerio estelar.

Brazo de Sagitario: ubicado entre el Brazo de Orión y el centro de la Galaxia, junto con el de Perseo, son los dos brazos más importantes . Es un brazo ancho y en movimiento que se va envolviendo alrededor de toda la galaxia, antes de comenzar a desaparecer. El Brazo de Sagitario es difícil de observar desde nuestra posición en el Brazo de Orión, porque existen grandes bandas de polvo que bloquean la vista. Los astrónomos están descubriendo que esta región presenta varias características inusuales y extrañas. Grandes nebulosas y densas nubes moleculares destacan la zona del brazo cercano a la Tierra. La región también es compartida con restos de estrellas, púlsares y agujeros negros. La nebuloda Trífida (Sagitario) y del Águila (Serpiente), son ejemplos de nebulosas ubicadas es esta región.

Brazo de Orión, nuestro Vecindario Local: el vecindario en donde se encuentra nuestro Sistema Solar, se encuentra ubicado en el Brazo de Orión. Se calcula que nuestro vecinadrio cubre 5.000 AL alrededor del Sol e incluye estrellas que conforman las constelaciones de Tauro, Cruz del Sur, y por supesto, Orión. En un momento se pensó que el Brazo de Orión no era más que un puente entre los brazos de Sagitario y Perseo, pero ahora se sabe que es un brazo en espiral por si mismo. El nacimiento de estrellas es predominante en nuestro vecindario. ejemplos conocidos, la Gran Nebulosa de Orión y la nebulosa de Norteamérica, ubicada en la constelación del Cisne. Las estrellas jóvenes abundan, junto con las nubes moleculares en las cuales los nacimientos estelares están por comenzar y los restos de estrellas que murieron jóvenes. Se sabe también que nuestro vecindario está compuesto por burbujas de gas y polvo interestelar, producto tal vez de explosiones de supernovas antiquísimas. La burbuja local, es una región de nuestro vecindario en forma de barril de 3000 AL de diámetro, en donde se encuentra imcluído nuestro Sistema Solar, y otras estrellas como Aldebarán (Tauro) y Alpha Centauri (Centauro).

Núcleo de la Galaxia: el núcleo de la Galaxia no se parece a ningún otro sector dentro de la misma. Es un bulto en forma de barra de estrellas antiguas, rojas y amarillas, que tiene comparartivamente, poca cantidad de gas. hasta hace poco, lo que había en el centro de este bulto era un misterio, debido a la dificultad de los telescopios de atravesar densas nubes de gas y polvo. Los radiotelescopios y los telescopios infrarrojos han detectado algunas de las sorprendente características que presenta este lugar, inclutendo anillos o chorros de gas que se mueven a una considerable velocidad y áreas de poderoso magnetismo. Todos estos signos indican que el centro de la galaxia es un lugar de mucha actividad, muy agitado y energético. La actividad es fomentada en parte por un reciente proceso de formación de estrellas y por energía liberada por gas que cae en un agujero negro masivo. Este agujero negro fue detectado por una intensa fuente de radio llamada Sagitarius A*. La gran velocidad de las estrellas comprueba que Sagitarius A* es un agujero negro.

Las estrellas del núcleo central están más agrupadas que las de los brazos, donde se han encontrado más nubes interestelares de polvo y gas. El diámetro del disco es de unos 100.000 años luz.

Está rodeado por una nube de hidrógeno, deformada y festoneada en sus extremos, rodeada a su vez por un halo esférico y ligeramente aplastado que contiene muchos cúmulos globulares de estrellas, que se encuentran principalmente encima o debajo del disco.

Este halo puede llegar a ser dos veces más ancho que el disco en sí. Además, estudios realizados sobre los movimientos galácticos sugieren que el sistema de la Vía Láctea contiene más de 2 billones de veces la masa que contiene el Sol, mucha más materia de la que se considera que tiene el disco conocido y los cúmulos concomitantes.

Sin embargo, los astrónomos han especulado con la idea de que el sistema conocido de la Vía Láctea esté rodeado por una corona mucho mayor de materia no detectada. Otra especulación reciente supone que la Vía Láctea es una galaxia espiral barrada.

(c) 2006 Dmew.